1 respuesta

  1. Anónimo dice:

    Pues nada, al final ya asoma de nuevo el posmodernismo más rabioso. Es ver a "Caperucita" Rossi y Luis Kahn fusionados en uno. Tanto involucionar hacia atrás en todos los sentidos, que la arquitectura no iba a ser una excepción. Ya se pueden volver a desempolvar de nuevo los libros de los capitanes del posmodern, que veo que vuelve con fuerza.
    Ironías (y pesadillas) aparte, a mi me parece un bodrio, y se puede demostrar que lo es desde planteamientos estrictamente objetivos de crítica arquitectónica (geometría, construcción,economía,estructura,materiales,
    energía), no como un mero concurso de gustos personales.

    Felicitaciones por el blog. Me hace pasar ratos entretenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *