Infraestructuras en Quito

Cuando se empieza a visitar la capital de Ecuador lo que más impresiona es lo desmesurado. Subir y bajar cuatrocientos metros en unos minutos, las montañas, volcanes, valles, quebradas, vientos, todo. Una ciudad que se desparrama por su bordes, casi cayéndose hacia los barrancos que la rodean. Todo un espectáculo que, ahora, con las nuevas carreteras y autopistas se hace aún más visible.

El domingo pasado fui a Quito desde el aeropuerto por la nueva autopista. Dejando aparte chistes sobre los costes y todo eso que siempre pasa, un carretera espectacular. Os dejo fotos… como siempre, de celular. Ya lo siento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *