Youtube…

…es, desde luego el cofre de los recuerdos, algunos soprendentes. Hace unos meses tecleé La Casa del Reloj, no os cuento lo que eso significa en la infancia de alguien de mi generación, sería perder el tiempo. El único video que aparece es, increíblemente, el que más me impactó a mis 6 o 7 años:

Toda una joya del surrealismo.
Usar Youtube contra la depresión es todo un vicio. En los momentos más bajos, Pierre Henry me trae la sintonía inolvidable de Estudio Abierto… esto levanta cualquier ánimo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *